+34 609 873 053 Contactar
Aldo diferente

Aldo diferente

Cuando inicias una relación sin ciertos compromisos, lo primero que te viene a la mente, es que evitarás a toda costa salir lastimada y simplemente tratarás de ser feliz el tiempo que estéis destinados a estar juntos. Pero nosotros, rompimos todos esos estereotipos. Nosotros sí fuimos un amor verdadero. Supongo que cuando conoces a alguien que toda tu vida estuviste soñando y esperando pacientemente simplemente te revelas en contra de tus propios escudos.

Aquel día que me dijiste te amo, mi corazón se desprendió de mí y decidió abandonarme para entonces seguirte de manera consciente y honesta por los días que me quedan, aquellas veces que me mirabas todo el tiempo como queriendo decirme algo más pero sin hacerlo… esa manera tan única en la que conservas la mayoría de tus sentimientos es algo que otros encontrarían absurdo, pero yo siempre lo vi especial.

La primera noche juntos, nuestro primer amanecer, esas promesas que hacías emocionado y que se quedaron solo en mi mente, cada beso, cada abrazo y cada mirada. Lo recordaré siempre aunque hayas dejado de amarme, son maravillosas memorias de nuestros días, hasta esa primera lágrima de tristeza, tus secretos y tus miedos, o tu no querer decirme algo que podía hacerme sentir ridícula, llenan mi mente y me hacen sentir que ese amor que ha sido tan sencillo y a la vez tan enorme, nunca cambiará.

Entiendo que con tus viejos amores y aventuras hayas aprendido lo que quieres y no quieres ahora, pero puedo ver tantas cosas a través de esos ojos verdes claros, que me recuerdan la razón por la que pensé en quererte hasta llegar a amarte.

Tal vez yo no tendré tus bonitos ojos, un cuerpo deslumbrante y de revista, un cabello perfecto… no tengo las palabras para que comprendas que no soy esa persona de la que huyes, porque simple y sencillamente tienes la respuesta en ti, tú sabes a quien quisiste y quieres. 

Al escribirte esto ayudo a mis alas a llegar a tu corazón, de alguna manera para que sepas y entiendas de una vez por todas que el amor en mi o conmigo, no se elimina actuando frío y distante. Se necesitaría poder viajar en el tiempo y que nunca me sonrieras, y como eso es imposible, sabes que siempre estaré ahí. Soy la persona que conociste, y seguiré siendo siempre la misma mujer desequilibrada que ahora es tu mayor pesadilla. 

Gracias por leerme.

Un saludo, Ana Belén Rodríguez Pino

×
×

Carrito