+34 609 873 053 Contactar
No soy su prioridad

No soy su prioridad

Muchas veces siento que no soy su prioridad, que la persona que quiero no me valora ni me da la suficiente importancia. Por ello, he decidido dar un paso al frente y establecer un nuevo lema en mi vida “soy mi prioridad y dejo de ser tu opción”.

Acepté que hay personas en la vida que solo me usaban, jugaban conmigo y día tras día se aprovechaban de mí. Tras unos días de reflexión, reconocí que era una persona valiosa y que por ello, no quería ser la opción de nadie para toda la vida.

No hay nada más gratificante que quererse, cuidarse, complacerse y hacer lo que realmente una quiere. Cuando te conviertes en tu prioridad nuevas personas llegarán a tu vida, personas que realmente se interesarán por ti. “El amor es una cura milagrosa. Amarnos a nosotros mismos hace milagros en nuestras vidas”.

Tras este cambio, comencé por usar la palabra NO, esa palabra de la que siempre huí, pero que ahora era mi prioridad usarla, sin pensar en las críticas y problemas que esto me traería. Mi intención, claramente era poner tierra entre esa persona y yo. Ya que, la vida es demasiado compleja por sí misma como para que me hagan sentir que no soy importante para la persona que está a mi lado. Cada uno tiene un momento en nuestra vida y el suyo estaba claro que se había acabado por completo. Me costó mucho reconocer que cada persona es distinta y que han tenido experiencias que los han llevado a comportarse de cierta forma. Pero aun así, nadie se merece estar en un sitio donde le lastiman, un sitio donde tiene que mendigar atención. 

Me había aferrado tanto a algo, que dejé de pensar en lo mucho que valía. Pero ahora, ya aprendí que debo de quererme a mí sobre todas las cosas, y que el dejar ir a alguien que no se preocupa por ti, es el inicio de un amor eterno así misma. 

A día de hoy, me encuentro tranquila, porque sé que yo sí que he entregado todo lo mejor de mí, y que se haya terminado no ha sido por mi culpa. Sino que, cuando una persona no es para ti, no importa cuánto empeño pongas de tu parte porque eso nada cambiará, y al final el tiempo colocará a cada uno en su lugar. 

Después de ver que algo no funciona, lo único que queda es continuar con nuestra vida, una vida nueva, una vida positiva, dejando atrás esa vida que viví donde me sentía herida y con la autoestima por el suelo, que no me dejaba ver toda la indiferencia que esa persona tenía hacia mí, no me dejaba ver que la persona en la que más confiaba y consideraba mi apoyo no me valoraba e incluso me engañaba. No me daba cuenta que esa persona solo me desequilibraba, bloqueaba y me impedía realizarme plenamente como persona. Había dejado de soñar, de vivir la vida, me había conformado con lo que me tocaba; vivir.

Tras mucho meditar, aprendí que esto no tiene sentido, no tiene sentido sacrificar tu bienestar emocional solo para mantener a flote una relación que te está causando daño. Por ello, he decidido ser mi prioridad y dejar de ser su opción. Lo que quiero ahora es dedicarme a mi, crecer como persona y perseguir mis sueños. “Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance para toda la vida”

Gracias por leerme.

Un saludo, Ana Belén Rodríguez Pino

Te animo a pasarte por nuestra tienda online y comprarte una de nuestras camisetas con un mensaje bonito!! Enlace aquí Tienda online Corazón y Trébol

×
×

Carrito