+34 609 873 053 Contactar
Relación tóxica

Relación tóxica

Un día cualquiera conoces a una persona, sabes que esa persona es diferente, que tiene algo especial que te llama la atención, decides darle una oportunidad y empiezas un bonito noviazgo, crees que ese hombre cambiará tu vida y sueñas con estar con él para siempre, imaginas planes de futuro y metas que cumplir estando a su lado. Al mismo tiempo, te alegras y te repites a ti misma “esta vez sí, este es el hombre de mi vida”, “este es el correcto”, “he acertado”.

Los días pasan, y sientes que cada día te enamoras más de él, más unida y feliz, inconscientemente estás creando unos cimientos de convencimiento y entrega total hacia esa persona, le entregas toda tu pasión, todo tu cariño y toda tu amistad, hasta tal punto que estarías dispuesta a darlo todo por él, incluso pondrías la mano en el fuego por él.

Pero siguen pasando los meses y te das cuenta que este amor ha sido un error, por su parte ha sido un engaño, un amor falso y tú como estabas ilusionada no te has dado cuenta y te has introducido de pleno. Empiezas a sufrir, a sentirte sola, mientras que el empieza a hacer más su vida, a salir sin ti, a dejarte de lado, a no compartir su día a día contigo… te sientes interiormente abandonada, no te da cariño, desaparece y cada vez está más alejado. Pero tú lo amas tanto, que estás sufriendo muchísimo y sabes que no te corresponde, que ese amor te está empezando a hacer daño, pero no abres los ojos, y no ves que esta situación se repite una y otra vez, y vuelves a caer en sus manos, entrando en un ciclo enfermizo y tóxico del que te será muy difícil salir.

En este proceso, tu autoestima se cae por el suelo, te sientes realmente rota, el amor de tu vida no es la persona que pensabas, él no te quiere tanto como tu a él, no te valora y no te hace sentir una mujer fuerte, sino todo lo contrario, te hace sentir una persona rota, una mala persona. Pero aun así, persigues en esa relación porque crees “esta vez sí, ahora va a cambiar”, “volveremos a ser felices”. Todas estas cosas se repiten una y otra vez en tu cabeza cada vez que intentas dar un paso para alejarte del dolor, haciendo que permanezcas ahí. Pero en verdad, o decides dar el paso, o esta rutina acabará con tu vida, porque eso no es amor, el amor es fácil. Y si tu pareja te hace sufrir, no tiene sentido, porque una persona que no te valora, te hará daño una y otra vez.

Trata de borrar esas ilusiones y proyectos que creaste en tu mente, cuando le conociste y creíste que era el verdadero amor de tu vida, tu mundo de ilusiones es falso y lo sabes, pero tú no quieres abandonarlas porque interiormente lo consideras como un fracaso personal, y no como lo que realmente es; un fracaso en el amor.

Sal de esas arenas movedizas lo antes posible, porque ahí fuera hay alguien que de verdad te está esperando, para valorarte y hacerte realmente feliz. Estás en una relación tóxica que lo único que te genera es sufrimiento y dolor. Déjame decirte, que esa relación nunca va a cambiar, no te aferres a ella. Porque esa relación solo va a provocar en ti un estado negativo, va a minar tu autoestima y no te va a dejar avanzar en la vida, incapacitándote en cualquier proyecto que desees emprender. No dejes que esta relación siga afectándote de manera negativa, no dejes que esta relación te impida lograr tus sueños.

Es importante que una vez que decidas dar el paso, no tengas miedo a la soledad, no te sientas insegura, ni culpable. Trata de aceptar que en la realidad el amor no sucede porque uno solo lo desee y haga todo lo posible, el amor no funciona así, para que funcione la otra persona debe remar en la misma dirección. Los cambios pueden ser difíciles y pueden tardar en llegar, pero si crees en ti, todo saldrá bien. “En la vida todo es posible, si tú crees que es posible”.

No malgastes tus horas y días con esa relación que te hace daño, porque solo tenemos una vida, y en esta hemos de ser felices. Te mereces vivir una vida plena, por ello, piensa solamente en ti y busca tu felicidad. “Tú, mereces ser feliz, hoy y todos los días de tu vida”.

Recuerda que salir de una relación tóxica es posible, se requiere de valentía y de una buena autoestima, pero tú serás capaz, porque todos los humanos lo somos. Al principio será difícil, pero no te rindas y lucha por salir de ahí, y te darás cuenta que esto está al alcance de tus manos y que tú tienes la oportunidad de dar la vuelta y cerrar esa etapa, para abrir una nueva llena de felicidad.

Personalmente te deseo mucha suerte. 

Gracias por leerme. 

Ana Belén Rodríguez Pino

×
×

Carrito